Entrevista al ‘Camarada Martos’, combatiente voluntario en las YPG

Camarada Martos es el seudónimo con el que prefiere identificarse este joven español que decidió unirse a las YPG Unidades de Protección Popular) para combatir al Estado Islámico en el norte de Siria.

¿Cómo ha sido tu estancia en Rojava?

Muy duro pero muy bonito. Los kurdos además, nos acogieron genial. Son gente que siempre se preocupa de si necesitas algo y además les gusta que haya gente internacional que los apoye. También agradecen, como es en nuestro caso, que vayamos gente más afines políticamente, porque hay muchos casos de cristianos que van y que no luchan realmente por ellos si no únicamente contra el Estado Islámico. Ha habido casos incluso de españoles neonazis que han ido a hacer una ‘cruzada’, pero hay que diferenciarlos bien porque si te fijas tienen el uniforme de los Peshmerga, no el de las YPG.

En el caso de las YPG como tal, ha ido gente de Amanecer Dorado (partido neonazi griego) y los han mandado directamente a casa porque lógicamente no quieren a esa gente luchando con ellos.

¿Por qué decidiste ir allí a combatir?

Yo como militante del PML(RC) siempre he trabajado con los kurdos, y cuando vi un llamamiento público que hizo el MLKP, me pareció interesante y un modo también de ayudar de la manera que más podía aportar

¿Cual fue la primera impresión que tuviste al llegar?

Nosotros llegamos primero a Irak y lo que vimos fue un capitalismo exagerado. En una calle llena de escombros y basura con gente pidiendo, tenías por ejemplo cinco centros comerciales. Luego cuando llegamos a Rojava la situación era todo lo contrario. Veías a la gente viviendo con sus medios de subsistencia, no veías a nadie pidiendo por la calle… se ayudan entre si.

¿Cual es la forma de combatir que utiliza Estado Islámico? ¿Se corresponde con la propaganda que muestran?

Para nada. Allí sobre todo atacan de día porque las únicas miras térmicas que tienen son las que intentan robar a los Peshmergas cuando abandonan todo. Los ataques que realizan son prácticamente suicidas porque por la gente que ves muchos son campesinos, gente internacional, niños, ancianos… Prácticamente los envían a morir. No están organizados como un ejército regular, la mayor parte de los combatientes experimentados o han muerto o están en el sur de Irak.

¿Y cómo actúan cada vez que toman una población?

Te puedo poner el ejemplo de Shengal (Sinyar) donde estuvimos y cuya población nos contó cómo fue la ocupación. Estuvieron en total tres días.

El primero atacaron y los Peshmerga abandonaron todas las armas, la munición, los tanques y demás equipo que les había dado el ejército de los Estados Unidos. Cuando entraron, cogieron a todos los adeptos que podían tener. El segundo día les dieron formación, y el tercer día les obligaron a masacrar a toda la población que no fuera musulmana y afín a ellos.

Dejaron civiles muertos por toda la calle, a los niños no los disparaban si no que les cortaban los pies y los dejaban desangrarse. Contra los que son combatientes no pueden hacer nada porque se defienden en una situación de igualdad. Es contra los civiles contra los que se ensañan y contra los que dirigen su propaganda.

¿Se dedican a hacer la guerra psicológica?

Claro. Intentan sembrar el terror para que la población huya y no quede nadie defendiendo una población, o hacer que todo el mundo se ponga de su parte para que no les hagan lo que al resto. Por eso normalmente lo que se hace es guardar una granada o una bala para que no te puedan capturar. Si no te capturan no te pueden utilizar en su propaganda.

¿Recuerdas algún momento que te haya marcado especialmente?

Sobre todo cuando nos enteramos que en un punto en el que habíamos estado la semana anterior, el ISIS lanzó un ataque porque Turquía cortó uno de los ríos que vienen desde su territorio para darles paso libre. Al quedarse sin caudal [el rio], el ISIS pudo avanzar por un flanco que no estaba protegido. Murieron defendiendo esa posición tres compañeros kurdos y un camarada del MLKP de 20 años que se iba a venir con nosotros. Realmente eso es lo que más me ha marcado.

¿Entonces el ISIS sí que es cierto que os ha atacado desde territorio turco?

Te puedo decir que cuando estábamos en Turquía, desde nuestra posición se veía un campamento del Estado Islámico. Dentro del propio territorio turco.

¿Y cómo ha sido la vuelta a España?

Por mis camaradas sí que me he encontrado una buena acogida, pero por parte del estado español me he encontrado que a la semana de llegar ya estaba en el calabozo y yendo a declarar a la Audiencia Nacional porque me acusaban de pertenecer a grupo terrorista; cuando el propio estado ha colaborado con las YPG y el PYD.

¿Con qué sensación has vuelto?

Pues ha sido una experiencia muy buena que yo creo, a mi manera de ver, es algo que se tiene que pasar.

Entrevista publicada en Al Masdar News

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s