Detrás del Observatorio Sirio para los DDHH

Desde el comienzo de la guerra en Siria, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (SOHR por sus siglas en inglés) se ha convertido en la fuente más citada por la prensa occidental a la hora de informar sobre el conflicto. En muchas ocasiones ha llegado a convertirse incluso en la única fuente para muchas informaciones, pero ¿quién está detrás del OSDH? ¿Qué intereses esconde?

Con solo limitarse a acceder a su sitio web resulta difícil saberlo, y es que en su apartado de presentación la única información que se proporciona respecto al tema es que son un grupo de personas que creen en los Derechos Humanos dentro y fuera de Siria, cuyo director es  Rami Abdulramah, Ossama Suleiman antes de fundar el portal. Resulta sospechoso en un portal así tanta opacidad y que no se explique en ningún apartado la metodología que utilizan, no obstante, demos un voto de confianza al observatorio.

Sin títuloAl buscar noticias relacionadas con el medio, la primera mentira sale a la luz en una entrevista de Reuters el 8 de diciembre de 2011. En ella descubrimos que el observatorio, ese colectivo de personas que se nos presenta, no es más que un solo hombre; el director, Rami Abdulrahman. No solo eso, si no que Abdulrahman lleva desde el año 2000 viviendo en Reino Unido, en Conventry concretamente, y no ha vuelto a pisar suelo Sirio desde entonces. Es en la propia entrevista donde se nos da, no con tal fin, una razón por la que sospechar de la objetividad del medio. Todas las sospechas que podían surgir al observar que el logotipo del OSDH contiene la bandera utilizada por el Ejército Libre Sirio y sus diferentes facciones con cuestionables alianzas (no nos pongamos a conspirar, tal vez el señor Rami es nostálgico del colonialismo francés en Siria), quedan resueltas al mencionar que estuvo detenido bajo el gobierno de Hafez al Assad (padre del actual presidente Bashar al Assad) y que no se habla con familiares que apoyan al actual presidente.

Rami

El equipo del observatorio trabajando al completo

Otra gran mentira sale a la luz dos años más tarde, en una entrevista concedida al New York Times el 9 de abril de 2013. Al final de la presentación del OSDH en su página oficial, se dice claramente que no tiene conexiones con organismo político alguno. Al final de la entrevista sin embargo, se puede encontrar un dato esclarecedor; y es que recibe subsidios de la Unión Europea y un país europeo que se niega a identificar. Habrá quien opine que este tema de la financiación es algo banal e irrelevante. Bien, pensemos en un medio qué se yo, con financiación saudí por ejemplo, que se dedique a informar sobre los Derechos Humanos en Yemen y los enfrentamientos entre las tropas de Arabia Saudí y los huthíes. ¿Qué periodista serio daría credibilidad a esa fuente?

Aunque Albdulrahman lo haya querido ocultar, todo apunta a que el país que subsidia su proyecto es uno con tan pocos intereses en Oriente Medio como Reino Unido. No solo porque es donde vive, si no por una noticia dos años atrás publicada en CNN, en noviembre de 2011, titulada El secretario de [relaciones] exteriores se reúne con la oposición Siria. El cargo lo ostentaba por aquel entonces William Hague, del que por su cargo dependían en gran medida las acciones del servicio de inteligencia y espionaje británico; el MI6.111121045200-syrian-opposition-london-horizontal-large-gallery

La noticia no esconde contar que en la reunión, a la cual acudió Rami Abdulraham en calidad de ‘oposición siria’, los puntos que se trataron fueron la presión a Bashar al Assad y el reforzar a los grupos opositores para que derrocar al presidente, del mismo modo que se hizo en Libia.

La fuente más utilizada por los medios occidentales, catalogada por algunos como la más fiable, la más objetiva, la más desinteresada, no es más que alguien que está movido por intereses personales, por un rechazo total hacia el actual gobierno. Es un solo hombre, un solo hombre que se identifica con quienes quieren derrocar al presidente; quienes se relacionan estrechamente con salafistas como Jabhat al Nusra (al Qaeda en Siria) o Ahrar al Sham. La fuente más utilizada por los medios occidentales para hablar sobre Siria, es  alguien que con el orden establecido no tiene nada que perder y con el derrocamiento de al Assad tiene todo por ganar. Es alguien que miente y esconde incluso en su propia presentación.

” Las grandes masas sucumbirán más fácilmente a una gran mentira que a una pequeña. “
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s